Sobre la empresa

Ernesto Cancer

En 1938 Casa Marro quedó a nombre de Ernesto Cancer y se posicionó en el primer puesto de empresas de materiales de construcción de Barbastro.

En plena Guerra Civil Española, la empresa ofrecía fontanería, cocinas de leña económica, yeso y escayola. En 1940 había 8 trabajadores y ese mismo año compraron una casa en Plaza Diputación, local que sigue en activo actualmente.

Ernesto Cancer fue un visionario y se convirtió en el Distribuidor Oficial de Roca. Barbastro se convirtió así en el destino de muchos compradores que venían de toda España.

En 1986 Ernesto Cancer Alfós, hijo del fundador, toma las riendas del negocio familiar.

Historia

En los 80 surgen las nuevas tecnologías y los ordenadores y el negocio debe ponerse al día. Ernesto Cancer hijo se propone que la empresa tenga los resultados que obtuvo durante sus primeros años. El joven empresario acude a ferias nacionales del sector.

A partir de 1990 se van incorporando nuevos trabajadores a la empresa. Actualmente, cuenta con 24 trabajadores. Y es que “quien nace durante una crisis y sobrevive, luego lo tiene todo más fácil”.

Actualidad

La empresa ha sabido entender la demanda de la sociedad y reorientar así el negocio. La nueva obra ha caído en picado, sin embargo las reformas han aumentado notoriamente. 

Ernesto Cancer ha incluido en su línea de ventas elementos de decoración y han creado un taller de carpintería en su almacén de Polígono Industrial Majape de Barbastro.

Actualmente, distribuye material en la provincia de Huesca, pero sus cocinas también llegan a Zaragoza, Tarragona o Madrid.